lunes, 26 de octubre de 2009

Próximamente, en reysombra.com...

Creo que hemos llegado a donde no se debío haber llegado. Esa es la conclusión que saco sobre el concierto de Los Planetas durante las fiestas patronales de Lugo. Y es que los granadinos llegaron, vieron, y dieron un buen concierto. Profesional (ellos, no tanto el sonido, que le lleva haciendo algunas perrerías durante la gira), sin fisuras, sonando de forma compacta... pero sin emocionar, y conectando poco con el público.

Esto último se notó especialmente durante la primera media hora de concierto, donde sólo el inicio con San Juan de la Cruz se desmarcó del La leyenda del espacio durante ese tiempo. Hubo en el segundo tema tiempo para presentar Romance de Juan de Osuna su próximo Ep, que tiene claros visos de seguir el camino marcado por su anterior trabajo. Debo reconocer que La leyenda del espacio me parece un disco majestuoso, y probablemente su mejor trabajo desde Una semana en el motor de un autobús, pero no parece muy claro que esa impresión sea mayoritario, cuando menos en sus directos.

Nunca fue J un hombre de muchas palabras durante sus conciertos. En realidad, nunca le hizo falta en los tiempos de Mi hermana pequeña, Qué puedo hacer, De viaje (único tema del Super 8 que se pudo escuchar el Lugo) o La caja del diablo. Por aquel entonces sus canciones no eran canciones, eran himnos. Pero es que han crecido, se van haciendo mayores, igual que aquellos adolescentes a los que nos cambiaron la vida. Todos somos más maduros, y ellos han encontrado su madurez... qué queréis que os diga, es una pena. Entiéndame bien el lector, creo que Los Planetas nos van a dar aún muchas alegrías, pero será desde el estudio. El mejor concierto de nuestra vida de Los Planetas ya lo hemos visto.
 
Y es que el concierto transcurrió por unos derroteros monocordes hasta que, en los primeros instantes de Segundo premio a Eric se le rompió el parche del bombo y J tuvo que parar el concierto mientras se subsanaba el incidente. Momento de minutos musicales amenizados con Wish you where here. Ahí cambió todo, ahí volvió la magia, o, mejor dicho comenzó. Cayeron los hits necesarios. Quizás no los mayores, pero sí los suficientes para irse de la plaza pensando "Coño, qué grandes son, joder". 

Y es que pongan ustedes en fila india a Segundo Premio; Pesadilla en el parque de atracciones; De viaje; Que no sea Kang, por favor; Alegrías del incendio; Reunión en la cumbre; Nunca me entero de nada Devuélveme la pasta (con J puño en mano, una silueta clásica) y díganle a los artistas que el concierto al que acaban de acudir no ha valido la pena. Pues no hay bemoles, oiga.

Quedaron para el final Canción del fin del mundo y una David y Claudia que hizo que hasta un segundo bis supiese a poco, a pesar de la frialdad del inicio. ¿El mejor concierto de Los Planetas? Que no, coño, que ese ya lo hemos visto, pesados.

La noche siguió, con los granadinos amenizando también la vida social durante las fiestas, y con Florent a los mandos de una cabina que no acabó de convencer en un garito subterráneo lucense... pero eso ya era otra historia.

sábado, 10 de octubre de 2009








Hoxe, en dúas horas e media, comeza a tempada ACB en Santiago... 20 anos despois dun dos maiores roubos da historia recente do deporte. Custou máis volver admitir ao Obradoiro mellor liga europea que descender á Juve a segunda división...


O curioso do caso é que hoxe comezamos directamente polo postre, o Regal Barça, o meu equipo... salvo esta tarde. Non son afeccionado do Obradoiro dende cativo, de feito, teño vagas lembranzas daquel partido contra o Juver Murcia, pero, amigos, o interese de poder ver baloncesto ACB en Compostela pode moito.


De todos xeitos, a liga real comeza este xoves... hoxe desfrutaremos con outras cousas...

miércoles, 7 de octubre de 2009